lunes, 2 de julio de 2012

Belmonte

El origen de la revolución belmontina»
Durante estos meses de verano voy a publicar en el Blog una sección que se va a titular « Anécdotas taurinas», todas ellas recogidas de diferentes libros, para que sirvan de soporte y fomento de la cultura taurina. Espero que guste la idea.

 «La primera ocurre en 1909, en una tienta, y refleja la revolución belmontina que se aproxima:
 «Marchan contentos y bromistas José y sus amigos montados en sendas jacas. Ríen y bromean. Pero José se queda de pronto serio. Sus ojos han percibido la inconfundible silueta de un torerillo... 
- Anda, sube ahí. 
Ahí es la grupa del caballo de un criado. Rápidamente se entabla un corto dialogo entre los que habían de ser colosos del toreo.
- ¿Cómo te llaman?
- Ju... Juan “Ber... Bermonte”
 Naturalmente nadie lo conoce. ¿Quién podría imaginar que cinco años después, en 1914, formarían los dos, la pareja que ha marcado la “edad de oro” del toreo?
 Durante el viaje de habla poco, Joselito es muy comedido y un tanto altivo. Ya en “Jotoblanco”, en la plaza de tienta, hay unas vaquillas. Joselito y Belmonte por primera vez mano a mano. Belmonte desgarbado, triste, embarullado, codillea excesivamente. Joselito, sobrado de facultades y recursos, torea con esa difícil facilidad que habría de caracterizarle luego.
En una vaca, Belmonte torea con la muleta. José le observa y le dice en tono protector:
-   Por ahí no, muchacho, que te va a coger.
 Belmonte no hace caso del aviso y, efectivamente, la vaca le revuelca. Intenta otra vez por el mismo lado, sin hacer caso, y... nuevo revolcón. Se levanta maltrecho, y, ya con rabia, con el mentón crecido, cita de nuevo, y la vaca pasa sin rozarle. Después... una serie de aquellos “belmontistas” muletazos que revolucionaron el toreo.
Al retirarse de la vaca, es cuando se dirige a José y le dice:
- Que me iba a coger, ya lo sabia yo, Pero el caso era torearla allí y así».»*

*Libro de Luis Nieto Manjón.«Anecdotario Taurino. De Cuchares a Manolete».  Ed. Tutor. Año 1995

No hay comentarios: