lunes, 23 de enero de 2017

Memoria de Cuaresma

Sentir latir del tiempo sobre nosotros, como llega la cuaresma y vivirla como aquí solo se vive. Porque está señalado en el almanaque del gozo, porque lo palpamos dia a dia  y lo sentimos todo el año, manteniendo  nuestras tradiciones.

En unos días nos vestimos con túnica, costal, cirios y mantillas a proclamar la –Fe y Misericordia. Anónimos capirotes que se convierten en desnudas promesas, signo definitivo con el silencio como testigo.

El cielo y su azul despintado en la profundidad del amanecer. En los límites del horizonte comienza a entornarse retazos de una luz dorada, como si las fraguas del universo, donde se caldean las ilusiones, acrecentaran su actividad primaveral. Aflora la ternura, inscrita en el telón del alma, las emociones se mezclan con Incienso que embalsama el entorno,  transformándolo con un aura de fantasía que envuelve el ambiente, dorado sol y luna giganta que se refleja en paredes hasta transfigurarse en estancias maravillosas donde crece la vida. 

Vamos renovando las ilusiones, que nos acercan a la memoria, a los instantes que guardamos en nuestro interior y que retornan con una aureola de alegría para descubrirnos efímeramente a la esencia.

Cartel de la Semana Santa Sevillana inspirado en la película de Carlos Colon: “Así mueren los hombres”  según su autor Jose Cerezal  ha plasmado al crucificado sobre una técnica menos vista en este tipo de cartelelería, el fauvismo o puntillismo, un estilo que no busca la perfección, sino que expresa sentimientos a través de un juego cromático en el que se plasman colores que buscan llamar la atención y la diversidad marcando los contornos con líneas oscuras.

Toda Sevilla va navegando, buscando la luna de parasceve, el resplandor de una candelería, perforar sus entrañas, para dejar al descubierto las esencias donde encontrarse consigo mismo y con nuestros ritos. Pero lo mejor para ello, es vivir intensamente  cada día de cuaresma, que van desprendiendo nuestro sentir, que van proclamando unos labios y la mirada con quien nos cruzamos cuando callejeamos por la vieja Hispalis, que van esculpiendo unos rezos, para ir llenando de luz los espacios más negros y dar vida a una semana de pasión. 

Llegando al colofón de 7 días con la Virgen de la Aurora proclamando la alegría de Curro Romero y su torería, a través de uno de sus apóstoles en su paso de palio, porque Dios ha Resucitado. Pero en esta ocasión el cartel será el 16 de Abril : Morante de la Puebla, Manzanares y Roca Rey. En jornada matutina pregón taurino para abrir temporada en manos de Doña Araceli Guillaume. Aunque a esa misma hora tenga movimiento por las calles de Sevilla, la Virgen que no llora…con el grabado siempre inscrito… nuestro eterno: Curro Romero.
Eran otros tiempos.
Resultado de imagen de cartel de la semana santa sevilla 2017