miércoles, 12 de diciembre de 2012

Manza...dimelo!

El aporte de seriedad e integridad del toro es trascendental. Lo contrario minimiza el toreo y desfigura la naturaleza de quien lo hace. Estas historias empañan otros logros y devalúan la dimensión de unas formas que, gusten o no, no dejan de ser solemnes y sinceras. Manzanares ha dejado su huella en Sevilla y ha sido autor de tardes históricas con impresionantes momentos llenos de intensidad y entusiasmo, convirtiendo su toreo en una sucesión de sugerencias emocionales. Siempre me provocó el delirio la incontenible atracción de un lentísimo natural. Mucho más cuando observo la seriedad y el cuajo de quien lo toma. Difícil de entender, entonces, torear lo contrario a lo demandado. Allí, o aquí.

Matar seis toros en la Maestranza se convierte en un reto para él y en una atracción para el público. Seis toros con aporte de credibilidad a su toreo. Ni más, ni menos. Porque difícil sería entender, después, como desconcierta la inexistente relación entre lo que el aficionado, ahora, reclama y su comportamiento en el ruedo. Siempre quedó claro el divorcio entre lo que se dice querer y lo que de hecho se comprueba. Sólo deseo ver en la plaza el toro que me haga sentir la emoción del toreo. Aunque no es fácil determinar, amigo lector, ni tiene sentido preguntarse, dónde empieza su emoción y acaba la mía. Nos llevaría a un callejón sin salida.
Con este articulo mi buen amigo Manolo Viera http://www.manuelviera.com/ hacia alusion a una posible encerrona en Sevilla de Jose Mari Manzanares.
Pero yo voy mas allá y le pregunto directamente al matador:
¿por que no deja Usted la mitad de la corrida, que la aficion escoja la ganaderia?
Usted que es tan pretencioso de tecnologias y avances para la fiesta.
¿Por que no hace hazaña de hazañas?
De verdad, quiero ver algo mas!!
Y si vuelve con exitos de la dificil batalla... por favor vaya a recoger los premios que le otorgen!

No hay comentarios: