martes, 12 de marzo de 2013

Toreros Cofrades

Pero los toreros, cuando entrenan en el patio cuadrillas, ese lugar donde nadie los ve, donde sus pensamientos e ilusiones se hacen aún más fuertes esperando el día señalado en el calendario por el que merece la pena hacer todos los esfuerzos, no están solos. Siempre tienen una compañía especial, quizás la más especial de todas. Una compañía que ellos mismos piden en muchas ocasiones para que les ayude y les guíe en todo momento: Jesucristo, El Señor, El Padre, Dios. Para los toreros es una compañía que se hace amigo cuando tienen que partir para hacer el paseillo.

 Los toreros, que a veces parece que están hechos de otra pasta, y lo estan, son personas que lo dan todo por una ilusión, por su ilusion llena de ambiciones, hecha por una pasión y forjada de buenas tradiciones, capaces de dar en cada tarde hasta su propia vida.

Pero los toreros están agradecidos a toda esa ayuda, a esa compañía tan necesaria. La forma de decir gracias se puede ver año tras año en la Semana Santa Sevillana:

Pepe Hillo, Joselito El Gallo, Juan Belmonte o Pepe Luis Vázquez, grandes glorias del toreo sevillano, son sólo una muestra de la  larga lista de diestros que han mantenido y mantienen una honda devoción por las imágenes que procesionan en la Semana Santa de Sevilla.  
Fue en el año 2000 cuando el maestro Curro Romero donó a la Virgen de Gracia de Los Javieres un traje de torear, en azul pavo, para la confección de una saya. El torero de Camas es hermano de Los Gitanos, a cuya hermandad años antes también regaló
San Bernardo y El Baratillo


Pero esta relación entre los toreros y la Semana Santa de Sevilla se torna más intensa al llegar el Miércoles Santo con las hermandades de San Bernardo y El Baratillo. La dinastía de los Vázquez, una de las principales castas del toreo sevillano, es muy devota de la Hermandad del Cristo de la Salud y María Santísima del Refugio, San Bernardo. Manolo Vázquez fue Hermano Mayor de la Hermandad durante los años 1958 al 1964 y le regaló a la Virgen su traje de alternativa, con el que se le confeccionó una saya de color blanco que luce la tarde del Miércoles Santo en su salida procesional, así como los broches de los faldones del paso de palio que se confeccionaron con los "machos" de dicho traje de luces.

Fueron hermanos de San Bernardo Joaquín Rodríguez Costillares y Francisco Arjona Herrera Cúchares que murió siendo Hermano Mayor y está enterrado bajo el altar del Santísimo Cristo de la Salud. También en el siglo XIX el legendario Tato fue Hermano Mayor de la hermandad. José Claro Pepete también perteneció a la Hermandad, y Manuel y Pepe Bienvenida llegaron a ser distinguidos como Hermanos mayores honorarios de la Corporación. En la actualidad, también cuentan entre sus hermanos al torero retirado Diego Puerta, y al joven matador de toros Eduardo Dávila Miura.

La Real Maestranza y El Baratillo

Pero, la Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia y Nuestra Señora de la Piedad y María Santísima de la Caridad en su Soledad, El Baratillo, es sin duda, la cofradía más “torera”. Dada la proximidad de la Capilla con el coso de la Real Maestranza de Caballería, antes de la lidia los toreros solían encomendarse a la Virgen de la Caridad, que además es, desde 1939, Patrona de la Vejez del Torero.

El Baratillo estrenó en 2002 un llamador muy especial. Se trata de un llamador del paso sobre el que reposan dos ángeles que sujetan un capote de paseo que tiene grabado en su centro la insignia de la Hermandad. Además, el ángel de la derecha lleva en la cabeza una montera.

La pieza, que fue labrada en los talleres de Marmolejo y donado por un hermano, contiene unos siete kilos de plata. Con esta pieza se refrenda esa unión tradicional entre los toreros y la Hermandad del Baratillo de Sevilla, cuya titular es la Virgen de la Caridad.

De los diestros sevillanos, destaca la devoción de Pepe Hillo, quien donó el 17 de abril de 1774 la imagen del Patriarca Bendito Señor San José, para su colocación en el mismo altar en que hoy se venera, y que después se incorporó como titular de esta Hermandad.

Igualmente, podemos destacar dos hechos significativos que no vienen sino a refrendar la íntima relación de esta Hermandad con el coso del Baratillo, pues ambas instituciones tienen Carta de Hermandad desde 1992 oficialmente, aunque ambas instituciones están hermanadas desde hace siglos. De ahí que uno de los guiones que salen en el cortejo corresponda a los Maestrantes del coso. Además, el albero de la Maestranza para el Domingo de Resurrección es “estrenado” por los nazarenos de la cofradía, pues la arena del coso es el espacio empleado por los hermanos para formar antes de salir en procesión. Asimismo, la misa previa al desfile procesional es oficiada en la capilla de los toreros del coso maestrante. En esta capilla se muestran tres azulejos: uno es de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, otro de la Santísima Virgen de la Esperanza (Macarena) y el último de María Santísima de la Caridad de la Hermandad del Baratillo.

En la actualidad, toreros hermanos del Baratillo recordamos al diestro Manuel Benítez El Cordobés, a Francisco Rivera Ordóñez, a Manuel Jesús El Cid o a Morante de la Puebla. Manuel Díaz El Cordobés es también de la Hermandad. Manuel Álvarez El Andaluz, hermano del Baratillo, regaló una saya a la Virgen de la Caridad. El maestro Juan Silveti suele venir desde México todos los años a Sevilla para salir los Miércoles Santo con su hermandad.

No hay comentarios: