miércoles, 16 de abril de 2014

Escribano y Luque

Queridos amigos, el pasado jueves nos fuimos de campo. Los compañeros de la prensa pasamos una jornada taurina en la finca de los Miura, que sirvió para que, una vez mas, los criadores de esta histórica ganadería, dieran muestra de su afición y hospitalidad.
La visita estuvo propiciada por la Empresa Pagés, para que a través nuestra, los aficionados conocieran los toros que se van a lidiar en Sevilla, el próximo Domingo de Resurrección y los toreros, Manolo Escribano y Daniel Luque, así como Ramón Valencia, gerente del coso sevillano, dieran la opinión sobre la primera corrida de la temporada hispalense, una temporada diferente y que como tal hay que tratarla.
Nº 15, Ladino; nº 35, Macareno, nº 45, Osito; nº 46, Bravío; nº 60, Aldeano; nº 68, Pagano y nº 73, Zamarrito, son los siete toros apartados para Sevilla, cuatro cárdenos, dos negros y uno sardo. Una corrida de pelaje variado, pareja y bien presentada.
La opinión entre los asistentes, confundida a veces con los deseos, es que todos tienen hechuras de embestir y que podemos presenciar una buena tarde de toros el próximo 20 de Abril.
Se ha escrito bastante sobre esta corrida de Miura, que cambia de fecha, para pasar de cerrar la Feria abrileña a ser la que abra el abono hispalense, y entre los toros y caballos que abundan por Zahariche, se comentaron anécdotas y sucedidos de la mítica vacada.
Esta ganadería, fundada por don Juan Miura en 1842, se pierde en la historia de las anécdotas, y 172 años en manos de una misma familia dan para mucho. Hemos escrito, en alguna ocasión, que esta corrida de inicio de temporada en La Maestranza era la primera que Miura lidiaba en esta fecha, nada mas lejos de la realidad, pues el mismo Eduardo nos saco de nuestro error, dándonos detalle de otra corrida que se celebró el 31 de Marzo de 1872, Domingo de Resurrección en Sevilla, con toros de su divisa, que entonces se anunciaban a nombre de Don Antonio Miura Fernández, y que fueron lidiados por José Negrón y El Gordito, actuando de sobresaliente Vicente Méndez “El Pescaero”, que curiosamente, tenia la obligación, según se estipulaba en contrato, de banderillear los toros. Otros tiempos y otros protagonistas los de esta singular corrida de Miura, anunciados en el abono de 2014. Pero parece ser que no solo fue en esta ocasión, cuando la corrida del Domingo de Resurrección se lidio bajo la modalidad del mano a mano, y con la ganadería de Miura como protagonista, ya que según nuestro querido compañero Santi Ortiz, en su articulo “Nada nuevo bajo el sol” escribe sobre un festejo celebrado en Sevilla, el 12 de Abril de 1868, Domingo de Resurrección, en el que los toros de Antonio Miura fueron lidiados por Cúchares y Lagartijo. La segunda vez que se dieron estas circunstancias fue la mencionada anteriormente de 1872 y la tercera y ultima hasta el momento, se lidio con motivo de la inauguración del ruedo maestrante que se había bajado y achicado, para la construcción de las contrabarreras, en esta ocasión las reses miureñas fueron lidiadas por Lagartijo y Chicorro. Esta que se va a lidiar el próximo 20 de Abril será, por tanto, la cuarta. Esperemos que se cumpla la opinión que tenia la mayoría de los asistentes, y que las buenas hechuras que tienen los toros que pudimos contemplar en Zahariche, sean sinónimo de una buena tarde en La Maestranza. ¡Ojala! Y que Dios reparta suerte!

No hay comentarios: