jueves, 26 de febrero de 2015

Efecto Boomerang

¿Te has parado a pensar alguna vez cómo se comporta un boomerang? Puedes lanzarlo las veces que quieras, que siempre terminará volviendo al punto de origen. Eso es exactamente lo que ocurre con tus acciones por pequeñas o grandes que sean: no importa si son buenas o malas porque desde el momento en que las “lances” tarde o temprano vendrán de vuelta. En el mundo taurino pasa lo mismo, no deja de ser menos, por eso la vida se repite pero con diferentes protagonistas. Ese es el matiz que da color ó caracteriza el momento.
En esta ocasión nuestro querido José Antonio Morante de la Puebla se piensa que dicho efecto Ley de la atracción no está hecho para él, como ser de otro planeta, puede lanzar todo aquello que quiera, necesite ó le plazca eximiéndose de la física, jugando al balanceo del no retorno.
Poca memoria de agradecimiento con Pagés cuando nadie lo quería apoderar, la empresa hizo su función de buscar en cielo y tierra para cerrarte 94 tardes y tu no conforme con ello cuando iba por la decima corrida, todo viento a favor, ni corto ni perezoso, le mandas un comunicado a los que apostaron por ti con orden de notario para que no hablaran mas en tu nombre. Pasa el tiempo y como te eximes de toda responsabilidad porque eres muy bohemio, le dejas de nuevo colgados en el año anterior 2014 por causas no justificadas. Además en un comunicado, asemejándose al no te toco ni con un palito querido aficionado. Que menos que una rueda de prensa y acercándote al publico. Un Torero se viste por los pies, y si es Sevillano más aun. El coso del Baratillo es la Champions de la Tauromaquia y siendo de la tierra no se le puede volver la cara a quien aposto por ti y en especial a tu afición. Mira Manzanares que no necesito a nadie para cerrar su temporada Sevillana y Tú pones por delante a varios como si fuesen piezas de trueque.
Espartaco en su gallardía de: no me ha dejado, famoso de Sevilla, no le vuelve la cara, y se enfrenta de nuevo a una difícil situación para el bien de la fiesta y con ello dar una alternativa deseada el próximo Domingo de Resurrección. En esa misma tarde se cortará la coleta y no volverá a vestirse de luces. Bajara su hijo al ruedo y recordara aquella bella estampa de Manzanares padre e hijo que se quedo plasmada para el recuerdo. Te aseguro Morante que si eso algún día ocurre en tu persona, no cuentes con muchos,…y casi seguro con mucha de la afición Sevillana. Porque el boomerang existe y su ley también.

No hay comentarios: