lunes, 11 de junio de 2012

A ti Manue

Porque siempre estuviste ahí, nunca diste un no por respuesta y recibiendo siempre con una sonrisa puesta. Entregabas todo sin pedir nada a cambio...lo tuyo era elegancia, educacion, compromiso y amabilidad. Nunca llegaste a coger ningun capote, ni muleta ó al menos que yo sepa, pero tu andar era torero, con clase, aromas de tauromaquia dejando siempre en el aire,  sabor a duende.
Eras de otra pasta, como se suele decir en el mas puro argot taurino, pues superaste siempre las cornadas que te dio la vida y supiste lidiar un buen miura muy "armao". A base de sudor y sangre, fuiste luchando, alargando cada vez mas a ese fiero animal, llamado "mundo" y como los grandes diestros acompasandolo a tu manera: parar y templar con hondura. Pues los grandes diestros, predisponen con firmeza y de eso tu sabes bastante. Como era de esperar, todo el que te conocia, sabia que saldrias por la Puerta del Principe de las hazañas que nos da la vida. Y asi es, seguro que estas entre los mas grandes del universo de estrellas, dandote una larga ovacion que dura todavia las palmas, vitores y vivas. Con un nudo en la garganta y con algo del alma rota te digo: Gracias amigo!!Gracias abuelo!! Simplemente Gracias!!
Como decias: Caballeros contra cuantos!

1 comentario:

Miguel Ángel Gamero Pérez dijo...

"Hombre Bragao", como bien decía y escuchaba desde que yo era pequeño al entrar a su casa.

En poco tiempo, en apenas 6 meses, dos luchadores de la vida se nos fueron, con casi un siglo.

Muy bonita la entrada.