lunes, 26 de mayo de 2014

Exvoto del Rocio

Los Exvotos son objetos, que las personas, ofrecían a los dioses. Desde muy antiguo, desde siempre, el hombre ha creído en un ser superior, al que se encomendaba en los momentos de tribulación, alegría o para hacer una ofrenda para conseguir algo y por tanto la existencia de los exvotos ha existido desde que el mundo es mundo. En Europa las ofrendas votivas datan desde el Neolítico, alcanzando, digamos su máximo esplendor, a finales de la Edad de Bronce, de la que se han encontrado espadas y puntas de lanzas enterradas o sumergidas en agua o turberas, de manera que no se pudiesen encontrar, por lo que la mayoría de ellos aparecen rotos.
Los cristianos, más tarde, continuamos con la costumbre de los exvotos y los ofrecemos a Dios, a la Virgen o a los Santos, por una gracia especial concedida, a los que atribuyen su intercesión como prueba de agradecimiento. Fundamentalmente se depositan estos exvotos en iglesias, ermitas y santuarios, en sus paredes o en una sala especial dedicada a ellos. Los exvotos tienen un carácter espiritual y su valoración económica es poco significativa en la mayoría de los casos, aunque, como veremos, en algunas ocasiones, al valor sentimental, habría que añadirle también el económico. Pues el gremio de los Toreros muy vinculado con la Virgen del Rocío que es la madrina de tantas ilusiones.
Entre los mas famosos y conocidos Canales Rivera, Fran Rivera “Paquirri”, Juan Jose Padilla, Diego Ventura, Morante de la Puebla, los hermanos Peralta, el Tato, Oscar Higares, Davila Miura…etc de toreros y novilleros con el zurrón llenos de Esperanza. Por cierto hablando de Esperanza en este mes de mayo 2014 por el 50 aniversario de su Coronación se puede ver en la Santa Iglesia Catedral de Sevilla en besamanos la Macarena y con las famosas mariquillas que le regaló el afamado torero Joselito el gallo traídas desde Paris.
Volviendo a la madre de los Toreros como es la Reina de Almonte, estamos a las puertas de un nuevo camino cargado de grandes promesas y agradecimientos, de hecho, tal es la relevancia en este gremio que la propia Real Maestranza de Sevilla cierra sus puertas ese fin de semana, dejando vacio el ciclo novilleril. Para reemplazarlo al día 15 de junio con la ganadería de Javier Molina con Mario Diéguez, Tomas Campos y Juan Pablo Llaguno.
Reina de las Marisma que encandilas con tus deseos en el corbatín de cualquier apresto joven que se deje con sus ganas en sus fueros. Blanca Paloma que suscitas capotes de ensueño para hacer sueño de los despiertos. Riqueza de alma que llenas a todos tus peregrinos que buscan tu aliento y así como te lo agradeció el Litri con la donación de 25 trajes de torear para que le sustrajeran todo el oro y hacerlo en tu ofrenda de ajuar. Como tambien lo dijo la letra…. Madre del Rocío, Patrona de los almonteños, Virgen de la estepa ganadera, sombrajo rociero, sombrajo campero, Reina de los marismeños, Reina de los peregrinos, Reina de los carreteros Reina de los tamborileros, Reina de los toreros, Reina de los cantaores, Reina de los bailaores, Reina de los poetas, Reina del camino, Reina del azul del cielo y... ¡Reina de Andalucía! Andalucía y sus Toreros no entienden que pase una primavera sin ver la dulce sonrisa de quien cobija todas sus quimeras. Tatareando sus labios Y EL LUNES POR LA MAÑANA, ESE LUNES DE GENTIO, DICEN QUE BAJO DEL CIELO….Y AL DESTAPARLE LA CARA, CON LAS LUCES DE LA AURORA, DICEN QUE GRITO EL GENTIO, TENEMOS UNA PASTORA, QUE ES LA VIRGEN DEL ROCIO!!
Por ello los Maestrantes también es sabida la honda vinculación de dicha Casa Real con la Virgen del Rocío, desde que el Rey Alfonso X “El Sabio” entronizara en la pequeña “Ermita del Rocío” en las marismas de Las Rocinas la imagen bendita de Ntra. Sra. que en un principio conocimos como Virgen de los Remedios, posteriormente como Virgen de Las Rocinas y últimamente, desde su proclamación como Patrona de Almonte en el año 1.653, con el bíblico nombre de Ntra. Sra. del Rocío.
Desde que el Rey Alfonso X mandó construir un Coto Real para sus cacerías, cerca de dicha Ermita hasta nuestros días, la vinculación real con la Imagen de la Virgen del Rocío, no se ha roto y si ha aumentado su devoción por dicha Imagen.
Esta devoción tiene su más cierto origen y principio cuando los Infantes Duques de Montpensier adquieren la Dehesa de Gato y el Coto Real del Lomo de Grullo, en el año 1.850, también conocido como Palacio del Rey.
Desde entonces las estancias de S.S. A.A. en el Coto Real, que pasó a llamarse de los Infantes, las cacerías y partidas de campo, llevaron a los Duques de Montpensier y, más tarde a los Condes de París y Duques de Orleáns, al santuario de la Vigen del Rocío, brotando en ellos una ferviente devoción a la Reina de las Marismas, que heredarían y acrecentarían S.S A.A. los Infantes don Carlos y Doña Luisa y sus hijos..
Por parte de S.A.R. el Infante don Carlos y con las anuales monterías del rey don Alfonso Xlll a Doñana, la devoción a la Virgen del Rocío se sigue manteniendo y muestra de esa fervorosa devoción, son los exvotos donados a lo largo de los años. Por ejemplo, podemos destacar el “Bastón de mando”, del Rey Alfonso Xlll, de carey, oro esmalte. Dicho Bastón de mando se perdió en una de las procesiones del Lunes de Pentecostés. Se hizo una réplica del mismo.
Otros exvoto interesante donado por la Familia Real, y que pone de manifiesto la tradición marinera de la Casa Real es una nave de mesa del siglo Xll, labrada en plata, ricamente repujada y cincelada. Sus medidas son: 66 cm. de alto, 41 cm. de ancho y 50 cm. de largo. El casco del navío lo forma un dragón, cuya cabeza hace de mascarón de proa y cuya cola se bifurca para recibir el castillo de popa; éste se adorna con un escudo rodeado de trofeos y banderas y se remata con un gran fanal. Las cuatro patas del dragón se apoyan en cuatro ruedas pequeñas. Los laterales de la nave, están decorados con escenas mitológicas: a estribor, el rapto de Europa y a babor nereidas y tritones. Su arboladura, de dos únicos palos, es elegantemente desproporcionada, con un velamen exaltado, con todas sus velas henchidas; la caballería fina y acertada; las colas son coronas de lises, primorosamente cinceladas. En la cubierta del barco se observa la tripulación en pequeñas figuras de plata cincelada, en actitud cada una de ejercer su oficio, algunos incluso trepando por las escalas. Las velas mayores ostentan diversos escudos; las tres lises de la casa de Borbón, los roeles de gules de los Médicis o de Toscaza y, en otra, un león rampante coronado Es en realidad una bella obra francesa de orfebrería, muy probablemente confeccionada por Claudio Ball, joyero de Luis Xlll. Posiblemente llegó su donación a la Virgen del Rocío a través de la Condesa de Paris o de sus hijos.
Viva la Virgen del Rocio!!!

No hay comentarios: