lunes, 13 de abril de 2015

Descorazonada tarde

Plaza de Toros Real Maestranza de Sevilla Algo mas de media entrada, en novillada de abono. Se lidiaron novillos de Luis Algarra, bien presentados y de juego desigual, muy mansos y flojos en lineas generales, destacando el primero de la tarde. El sexto fue un sobrero del mismo hierro.
Miguel Ángel León,Esperanza y oro, silencio y silencio.
José Ruiz Muñoz,azul noche y oro, silencio y silencio.
Pablo Aguado, teja y oro remantes blancos, silencio y silencio tras dos avisos.
Saludo en banderillas Angel Odero de la cuadrilla de Pablo Aguado.
Miguel Ángel León recibo al primero de su lote bien. La faena se baso en el pitón derecho. Hubo tres series por ese lado y sonó la música. Cambió al natural y el recorrido fue mas corto. Mató al tercer intento y su labor fue silenciada. Ovación para el novillo. El cuarto de la tarde fue noble pero falto de transmisión y muy manso, por lo que Miguel Ángel sólo pudo intentarlo sin lograr conectar con el tendido. Prolongó la faena y falló con el acero. Silencio.
José Ruiz Muñoz se lució de capa en el recibo al segundo de la tarde llevandoselo hasta los medios. La faena de muleta llena de compostura aunque limitada por el mal juego del ganado. Silencio. Buenos lances dio Ruiz Muñoz al segundo de su lote, novillo que creó algún problema a la cuadrilla y se mostró reservón y parado en la muleta.Ruiz Muñoz abrevió y se le vio la falta de confianza y un poco miedo, algo que ningun novillero debe transmitir para llegar a ser torero.
Pablo Aguado toreó bien a la verónica en los medios al tercero de la tarde, un novillo mansito. Con la muleta empezó con una buena serie con la derecha . A partir de la tercera tanda, el animal empezó a desentenderse y el novillero se empleó en sacar todo con arrrimon para remontar vuelo. Pinchó reiteradamente. Silencio. El sexto fue devuelto y en su lugar salió un sobrero del mismo hierro. Aguado comenzó la faena con el 'cartucho de pescao' en los medios y ligó una buena serie al natural, lado por el que consiguió los mejores muletazos de la faena. Por el lado derecho protestó más el novillo y no hubo lucimiento. Su labor fue meritoria pero no estuvo acertado con los aceros, tanto que escuchó dos avisos en una tarde que se esperaba mucho mas de la ganaderia y los novilleros...y que poco a poco se fue disolviendo las ilusiones prestadas.

No hay comentarios: