sábado, 6 de febrero de 2016

Memoria de Cuaresma

Era la noche, celosa de su belleza, o el resplandor del día el que florecía para aparecer más hermosa, desprenderse de las tinieblas que la rodeaba, en esta larga espera. Despropósito de la locura de un amor que se antojaba imposible y que ahora se puede tocar de nuevo con los dedos al llegar una nueva cuaresma. Se ataviaba vertiendo espesura de color que se apoderaba de la genialidad que desprendía. Nadie podrá quitarnos este momento. Ahora toca vivir la cuaresma llena de momentos llenos de Sevilla y por tanto la luz de nuestra ciudad empieza a desprender  anhelos perdidos, cuántos sueños inalcanzados que vuelven hacerse realidad, cuantas ilusiones robadas a la madrugada para guardarlos en el firmamento. Sólo la antigua Híspalis  conoce el secreto de aquel tapiz de amalgamas y brillos estelares que había frisado con la única ilusión de confeccionar un manto para posarlo en sus hombros de esta ciudad Mariana.
            Buscábamos vivir una cuaresma llena y plena en cada rincón de Sevilla con los ritos que la mueven. El flamenco, toros y Cofradias  tumulto de silencio que se hacen grito en el cofrade y aficionado que lo rodea como el amparo eufórico que sacia el alma. Así nos encontrábamos, repletos de su gracia, un don que todavía debemos degustar despacio pero no lento, como los flamencos buenos, artistas que se hicieron maestros.
Ya estamos empezando a conquistar a base de suspiros, la belleza que nos aguarda las tradiciones en cuarenta días con el mundo cofrade lleno de actos, vía crucis Trinitario, presentación de carteles, como el del consejo con aires del Museo, macarena y Virgen de las Aguas, con el recuerdo de las monjas que son la verdadera religión; continuan besamanos, exposiciones, ensayos, limpiando plata, fundiendo cera,  embelesamientos y éxtasis que nos  muestra, ascendente y palpitante titulares de las hermandades a la que rezamos el resto del año, en un año, lleno de misericordia.  El flamenco pone su nota musical, cada día, entre tanto destacamos y proyectando sobre las paredes blancas del arte, convirtiéndolo  en pantallas celestiales,  un muy merecido homenaje en la figura de  Curro Romero,el faraón de Camas con artistas que delimitan  el cielo y la tierra,  la eternidad de unos segundos, tendrán un reflejo especial, trazando el próximo 1 de marzo a través de la voz del Lebrijano, Miguel Poveda, Tomasa, Pansequito, Aurora Vargas, Marina Heredia, Rancapino Chico, y viendo bailar a Eva Yerbabuena un espectáculo unico. Todo esto ocurrirá en el Maestranza. Hablando de Maestranza, la empresa pages, ya presenta su abono para culmen de nuestros días, entendiendo que tras una larga cuaresma toca despertar, en todos los sentidos, con carteles muy rematados y con todas las figuras pisando el albero del coso del baratillo. Alguna novedad en el abono como que se alarga la prefería y algunos toreros vuelven como Paco Ureña, Jimenez Fortes o Diego Urdiales. Aunque sin duda los mas ansiados en el regreso, El juli y Morante de la Puebla. Golpe de emociones, en el conocimiento de la verdad, como las diferentes conferencias de la empresa pages por tender una mano al buen aficionado, ó las nociones de Aula Taurina para que la juventud busque los enrevesados secretos que oculta el invierno y ahora examinando la primavera que se nos presenta.

Todos los aficionados y cofrades van navegando, buscando la luna de parasceve, el resplandor de la candelería, perforar sus entrañas, para dejar al descubierto las esencias donde encontrarse consigo mismo. Pero lo mejor para ello, es vivir intensamente cada dia de cuaresma, que van desprendiendo unos ojos, que van proclamando unos labios, que van esculpiendo unos rezos, para ir llenando de luz los espacios más negros y dar vida. Todo se vuelve de color, llenos de vida, como el cartel del abono taurino de este año al rememorar la visión que se nos queda en la mente cuando recordamos el instante de una faena, algo que ha definido como «ejercicio de memoria plástica». En el cartel aparecen «toro, torero, faena y público, en el que evoca al Guernica de Picasso, y también a Goya y a Matisse. Todos están resumidos en este cartel».

No hay comentarios: