viernes, 22 de abril de 2016

Suspiros de Sevilla

Resultado de imagen de cobradiezmosDecía la letra del pasodoble "Suspiros de España"...  Dentro del alma te llevaré, cuna de gloria, valentía y blasón / España, ya nunca más te he de ver / De pena suspira mi corazón. / Tierra bendita de mi querer / tierra gloriosa de perfume y pasión / España ponga una flor a tus pies / suspira mi corazón. 
Ahora "Cambia España, por Sevilla"  y entenderás la faena de Morante de la Puebla de gran nivel artístico al cuarto de la tarde del viernes de feria, marcando la cima de una tarde que mantuvo el interés prácticamente en todos los toros. El de La Puebla cortó dos orejas del que era el último toro de su feria y ha llevado la pasión a los tendidos, convirtiéndolo en locura. También tocó pelo Roca Rey, que estuvo valiente, a carta cabal toda la tarde y que pudo haber aumentado su cuenta de trofeos en el sexto, dejando constancia de su verdadera hambre taurina. El Juli también rozó el triunfo en una tarde de entrega total que terminó en la enfermería.
Eso es solo un apéndice de toda una feria llena de suspiros, que nos hace recordar en esta Sevilla tan dual, la forma sublime de los andares del palio de la Macarena saliendo de la plaza de España,  aquel día del aniversario convirtiendo Suspiros de España, en macarenos; Ahora Sevilla, rescata taurinamente, los andares de la perfección como si fuese un palio. Feria importantísima de nivel exquisito y muy puro, donde hemos visto una chicotá perfecta de Manuel Escribano,  levantas de indulto al nombre de cobradiezmos, saga de cofrades valientes como Victorino Martin y Fuente Ymbro, gente de las trabajaderas como Chicharito, Barroso, Curro Javier, Jesus Arruga, los Neiro, Otero, Etc… Entradas difíciles a la voz de Paco Ureña, reviras alegres como la de Juan Jose Padilla y cruces de guía que se han puesto de nuevo en la calle, con hermandades jóvenes argumentando su pasión como Javier Jimenez y Pepe Moral.

Ha sido una feria de Suspiros y alegrías, de sensibilidad y pasión, de nostalgia comprimida en una bella sinfonía de pasodoble que retumba en nuestra alma, todos recordaremos este año 2016 como la inspiración de la musa que prestó Sevilla a su tradición taurina para que se forjara el mejor de los pasodobles compuestos, con nombres y apellidos: Suspiros de Sevilla.

No hay comentarios: