domingo, 12 de junio de 2016

El mundo al reves



Plaza de Toros Real Maestranza de Sevilla
Media entrada en tarde muy calurosa con algo de viento.
Se lidiaron seis novillos del Excelentísimo Sr. Conde de la Maza, bien presentados y de escaso juego. El mejor fue el sexto.

David de Miranda, grana y oro, ovación y ovación.
Juan de Castilla, blanco y oro, silencio tras aviso y ovación.
Juan Silva 'Juanito', purisima y oro, silencio y ovación.

Saludó en banderillas Fernando Pereira. 

El mundo al reves en una tarde donde lo lento no se hizo en las faenas de los novilleros y si en el transcurso de los cambios de tercio que se hacen eternos. Deberian los Presidentes de plaza valorar mas estos tiempos de juego para aminorar las demoras de tiempo. El mundo al reves pues quien puso la entrega y voluntad fue David de Miranda y la finura en un par de quites y detalles Juan de Castilla, quizas quien estuvo mas desconectado toda la tarde "Juanito" fue quien se llevo el gato al agua. El mundo al reves pues novilleros en teoria preparados no supieron leer la novillada en general. Asi pues el novillero portugués Juan Silva 'Juanito' fue quien más cerca estuvo del triunfo en la novillada celebrada esta tarde en Sevilla. La faena que le hizo al sexto, con buenos momentos sobre todo al natural, pudo acabar en oreja de haber matado a la primera. Hubo que esperar hasta el sexto novillo para asistir a la mejor faena de la tarde. Tanto David de Miranda como Juan de Castilla destacaron por su valor y firmeza, pero no pudieron construir una faena como la que Juanito hizo al sexto, el novillo que más se dejó de una complicada novillada del Conde de la Maza.

David de Miranda hizo gala de su quietud en el quite por tapatias que le hizo al novillo que abrió plaza. El comienzo de faena fue vibrante y en las primeras tnadas ligó algun pase ante un novillo, que te pedia tocar las teclas justas para el triunfo por el lado izquierdo el del Conde apretaba y era más complicado. El cuarto salió huidizo y no permitió lucimiento con el capote. En la muleta embistió con violencia a la primera serie y Miranda aguantó bien, intentando atemperarlo en las siguientes, sin librarse nunca de los molestos cabezazos de una embestida descompuesta. 
 
Juan de Castilla hizo un buen quite dejando destellos de elegancia al segundo de la tarde por chicuelinas, después de que el novillo no le dejara lucirse en el recibo. Estuvo firme y con oficio con un novillo que no se entregaba y que a partir de la segunda serie comenzó a crear problemas, sin levantar faena, terminó con bernardinas. En el segundo de su lote supo dejar la muleta puesta para dar una primera serie por el pitón derecho. Después intentó sacar partido al natural toreando de uno en uno. Pero el novillo pronto dio de sí lo que era y le propinó una fuerte voltereta, por fortuna sin mayores consecuencias. Cerró con Giraldillas muy finas.


Juanito lo intentó el novillero portugués con un astado a menos que se aburría al embestir. En algunos momentos dejó entrever el buen corte de su toreo, pero el del Conde no le dejó desarrollar. 
El sexto, hizo concebir esperanzas en el buen inicio de faena y la primera serie al natural, que levantaron las ovaciones más fuertes de la tarde. Cuando Juanito toreó con la derecha terminó de calentar el ambiente y sonó la música. Bajó un poco  la intensidad en la siguiente tanda y dejó una buena serie al natural para terminar. Se adornó en un bonito toreo por bajo, con desplantes y trincherillas. 

No hay comentarios: