lunes, 6 de septiembre de 2010

La Ilusion pide paso

Una vez mas vuelve a triunfar la Ilusion...resultado de una lucha y trabajo de algunas personas que apuestan por el futuro de unos jovenes y consecuentemente su exito profesional.
Hoy estoy seguro que quien mas contento esta de esta imagen no es el propio protagonista "Alejandro Pavon". Quien a buen seguro estaran radiantes de felicidad son sus maestros, compañeros de escuela, familia y amigos.
¿Cual es su escuela? ¿de donde viene este jovencito? Pues tanto si siguen este blog y el programa taurino "El Paseillo" 91.6 F.M o se acaban de incorporar, les dire que Escuela Taurina Sevilla-Amate con Curro Camacho y Enrique Perez a la cabeza, han luchado para que la imagen que Ustedes ven hay arriba pueda ocurrir y no solo con este joven de forma puntual, es una lucha muy dura que cada dia combaten tanto Curro y Enrique para que todo esto no sea flor de un dia.
Desde este portal no solo queremos poner el resultado...ademas añadimos los productos que han sido suficientes para este logro...y es que esta claro que cuando se lucha contra la injusticia y se trabaja con buen corazon... tarde o temprano se obtiene recompensa.

Antes de la imagen arriba citada, este joven tuvo la suerte de ir muy preparado a este festejo, gracias como decimos a su escuela que le dio tentaderos, formacion y lucha por ser de nuevo una de las escuelas punteras de andalucia.
viernes 3 de septiembre de 2010
Zufre tiene un torero. Alejandro Pavón corta un rabo en su debut
Plaza de toros de Zufre. Festival sin picadores casi lleno, cuatro erales de los tres hierros de la casa Millares. Justos de presentación y de fuerzas. Primero de Torremilla, desclasado e incierto. Segundo de Millares soso y noble tercero de Torremilla descastado y Cuarto de Espantalobos con codicia y nobleza. Miguel Carrasco fue atendido de una cornada corrida de 10 cmts que no afecta a masa muscular.
Miguel Carrasco Oreja
Canales Rivera Oreja
Víctor Janeiro Oreja
Alejandro Pavón Dos orejas y rabo.

*****Cronica del Festejo*****

Bueno otra vez por la sierra, ya conocen el plan, ruta gastronómica taurina y festejos taurinos en un pueblo de Fiesta.
Si de 800 vecinos mete en una plaza de toros a 8000 personas es que el pueblo es torero.
Si lo que se da es un festival sin picar, con dos toreros que suenan en los medios, un veterano matador de la tierra y un becerrista local que debuta, pues se ha dado con la tecla de lo que taurinamente este Zufre necesita.
Y sale el primero de la tarde, un novillo incierto, pasando los pitones a ras de tierra en movimiento de guadaña, sin entregarse, enfrente un torero que podía haber empezado como aquel viejo fray rebelde y de León “Deciamos ayer” en maestro, firme, gustoso en los lances de recibo, firme, con ese sabor añejo de ganarle el paso, las yemas de los dedos rozando el capote y los pies asentados, Coge la muleta tras una excelente lidia de Manolo Contrerás y habiliad de Roca en banderillas, sin afligirse por las condiciones inciertas del eral, queriendo cuajarlo por los dos pitones. Su firmeza demuestra que tiene condiciones y ganas de seguir en esto, el tiempo lo dirá, pero él lo pone todo y tiene condiciones y gusto. Tras recibir un puntazo Mato por arriba tras un pinchazo y se llevó una oreja que le supo a gloria tras mucho tiempo sin tocar pelo, ni torear en público.
Canales Rivera se las vió con un desclasado animal con el hierro titular de la casa Millares, sin fuerza y que decía poco en sus embestidas. Ante semejante enemigo El de Barbate tirño de repertorio, lo puso todo, su toreo y experiencia tienen fácil conexión con los tendidos. Tampoco acertó con la tizona y se llevó un apéndice.
Víctor Janeiro, es otro torero de fácil tauromaquia, se los pasa sin apreturas y con seguridad, sabe calentar los tendidos. Eso es lo que hizo ayer, llegada y conectividad, faena largam de currante del asunto, de hombre honrado que sabe su sitio en eñescalafón.Mató mal y cortó otra oreja.
La sorpresa llegó en el cuarto de la tarde, el local Pavón se gustó desde los lances de recibo, pinturero, con ganas de agradar. Quitó con gracia por chicuelinas. Con la muleta se adornó de principio en lances por bajo, el novillo era el preciso, se desplazaba y era noble, le perdonó los errores y le enseñó a templar. Toreo fundamental, con seriedad y gustando al personal. El pueblo conectó pronto con el joven paisano, y la plaza se transformó en una caldera y cuando esto sucede aparece sin que nadie lo note...la ilusion, magia y duende...para dar de resultado el siempre querido premio: 2 orejas y rabo.

No hay comentarios: