martes, 8 de noviembre de 2016

II Premios MonTolivo

Hay vivencias que se reflejan en los ojos, que se asoman al balcón de las emociones y una vibración remueve la memoria con sonidos acompasados, amortajando los momentos que renuevan, el perderse en el cielo de los recuerdos, escondido en el templo de la magia, sello de esta tierra Sevillana.

Asi empezó la segunda entrega de premios Taurinos desde el Restaurante MonTolivo con la dirección de Paco Perez, la técnica de Alvaro Ochoa y la colaboración de Juan Casas y Sergio Maya. Premio Puerta del Príncipe a J.J Padilla, la esencia de un indulto por Escribano a cobradiezmos. Mirar atrás y acordarnos de una indulgencia hace medio siglo a la ganadería Albaserrada con nombre de Laborioso y mirar al presente para ver la torería de una vida llamada Rafael Torres, llevando aires trianeros. También una distinción a Javier Garcia Baquero compañero de Cope Huelva, que siente y transmite la Tauromaquia de una manera muy especial.

Una duración de dos horas de programa en el dial 90.4 y en la web neofm.es (está el audio) para  escuchar diferentes opiniones del pasado, presente y futuro de la Fiesta con los disímiles protagonistas que se abrieron en sentimientos recordando dispares momentos de sus vidas.

Tambien a los premiados se hizo entrega de una estatuilla diseñada y elaborada por el escultor Ramon Martin, junto con un vinagre de bodega con 15 años de antigüedad, donado por la Tierra del Toro. Una marca que tiene diferentes productos e incluso pagina web como portal informativo.
La sorpresa la puso el Marques de Albaserrada al venir con su hijo Poli, gran aficionado a la Tauromaquia y apasionado a la Fiesta de los Toros, ya apuntado a la escuela Taurina de Sevilla, que dirige el Maestro Pauloba. Poli fue el reflejo de la Tertulia donde a través de su mirada, se hizo brillo y fulgor de lo que allí pasaba.


Todos estaban al unísono con pedir que lo que ancle en un futuro, siga rozando las emociones a nuestra piel, pero siempre desde la libertad. Que nos siga robando el corazón los instantes, la vida y la sencillez de los momentos. Pero nunca los miedos, que hay muchos en la Tauromaquia. Para seguir saboreando la brisa de la alegría  alborotarla, en una tarde de toros, con todos sus rituales. Por nuestros sueños y quimeras…que sigan sabiendo a Libertad.

No hay comentarios: